Introducción y tortilla de pan


Siendo ésta la primera entrada del blog, y debido a una clara deformación profesional, creo que debo comenzar con una introducción en la que explique por qué de un nuevo espacio en internet dedicado a la gastronomía, y haga referencia a algunos blogs y personas que han influido en decidirme a ello.

Siempre me ha gustado cocinar. Recuerdo que mi madre, siendo yo bastante pequeño, dejaba que hiciese mis cenas. La mayoría de las noches cocinaba huevos a los que les echaba todo lo que encontraba por la cocina: cominos, anises, pimentón, leche…  Una noche se me ocurrió echar vinagre y mi madre, con esa infinita bondad que las madres derrochan cuando las tareas que realizas en casa la descargan del trabajo que a ellas no les gusta hacer, y el estropicio que puedes hacer no es muy grave (no sé si su reacción habría sido la misma si me hubiera dado por planchar y hubiese quemado alguna prenda), me dejó tirar la tortilla a la basura tras ver mi cara con un rictus de “creo que me equivoqué con esta mezcla”. En aquella época aprendí, además de a hacer tortillas, a distinguir (más o menos) qué sabores podía mezclar con qué otros sabores (También guardo una cierta manía a los vinagres, a no ser que sean en un buen escabeche).

Después de esa época “tortilleril” continué en la cocina ayudando a mi madre y a mi abuela. Y aprendí alguna cosas más. A hacer mayonesas a mano; desplumar perdices y gallinas; hacer de carnicero con los borregos que traía mi padre; darle vueltas a la filloas, mientras se hacían en la sartén, con los dedos (en este último caso la infinita bondad la derrochaba mi abuela, gallega de pro)… Hasta que me casé. En ese momento subió mi categoría de ayudante a la de cocinero y, poco a poco, fue aumentando mi afición.

Un día buscando en google una receta de arroz con bogavante. Entré de pronto en la página web del cocinero fiel y vi a un señor que explicaba que le había dicho a su pescadera que matase a un bogavante para hacer un arroz. Después de justificarse explicaba de forma magistral mediante un vídeo cómo se hacía el plato. Seguí indagando y vi que tenía perfil en facebook. La experiencia en facebook continuó, agregando al poco tiempo a una chica Pamplonica que me cayó bastante bien desde el principio y cuyo blog me apasionó: Garbancita. Gracias a la gran cantidad de amigos que Cristina tenía en facebook y a una entrada de otro blogero-cocinero excepcional, Daniel Martínez Pérez, Pintxo, en el que hablaba sobre twitter aplicado a la gastronomía, empecé a conocer más gente y blogs.

Como aficionado a la cocina, y a la escritura, empecé a cuestionarme si abrir yo también un blog, pero cuando se empieza a pensar en el tema y uno, como es el caso, conoce la innumerable cantidad de sitios dedicados a la cocina en internet, se pregunta si tiene sentido. ¿Qué se puede aportar de nuevo hoy en día sobre gastronomía en internet? Sobre todo, si eres un simple aficionado como yo ¿Tiene sentido escribir más recetas? Entre los sitios que hay en internet, escritas o en vídeo, originales o robadas de otros blog, no sé si queda alguna receta más que se pueda difundir. ¿Y lo de escribir sobre sitios a los que has ido a comer? En principio puede parecer que está bien, pero mi situación personal, con tres hijos, me impiden ir a muchos locales a los que me gustaría ir. Iba, en este último caso, a tener un blog bastante desatendido.

La verdad es que aún no tengo respuesta sobre estas cuestiones. Pero al final lo que te planteas es que qué mas da. Al fin y al cabo, me gusta escribir y me gusta la cocina… y muchas otras cuestiones. Dos personas que tienen mucha “culpa” de que esté hoy embarcándome en esta aventura son Cova Morales que tiene un excelente e inabarcable, por su extensión, blog de recetas; y Rafa Prades que tiene un blog, con los cinco sentidos, en el que nos regala toda su sabiduría gastronómica. A ambos los conocí en twitter y me animaron a que me pusiera manos a la obra y yo, que soy muy obediente, les hice caso. En este blog pretendo hablar, como es lógico, de gastronomía; y de recetas; y cuando vaya a un restaurante que crea que merezca la pena, lo contaré; y también hablaré de aquello que, aunque no esté directamente relacionado con la gastronomía, a mí me apetezca relacionarlo. Espero que lo que cuente aquí os resulte interesante. También espero que hagáis uso de los comentarios y que realmente este blog se convierta en un lugar donde conversar sobre gastronomía y algunas cosas más.

Rafa me ha pedido que la primera entrada no fuese un simple “hola mundo”. Creo que con la parrafada que he soltado no lo es, aunque también creo que no es muy interesante (al fin y al cabo, lo que he contado podría haber quedado en un plano puramente personal). Así que, para que no sea infructuosa esta entrada, quiero también haceros partícipes de una receta a la que tengo un gran cariño. Es la tortilla (volvemos a la tortilla de mis comienzos en la cocina) de pan. Esta tortilla, que es una tortilla dulce, me la hacía mi abuela Consuelo (la misma de las filloas de antes) cuando me iba a pasar los veranos a Cádiz, donde vivía. Es una receta que siempre asocio con ella y con mis veraneos en esa ciudad. Yo ahora se la hago a mis hijos y les encanta.

Tortilla de pan de mi abuela Consuelo


Ingredientes para 1 persona:

  • 2 huevos medianos (100 gramos aproximadamente).
  • 20 gramos de miga de pan blanco (mejor que el pan sea del día anterior y esté asentado).
  • 25 gramos de leche.
  • Mantequilla.
  • Sal.
  • Azúcar.

Elaboración:

  1. Se baten los huevos con una varilla o un tenedor.
  2. Echar la miga de pan y oprimir con el tenedor para que se vaya ablandando.
  3. A continuación se agrega la leche, un poco de mantequilla a temperatura ambiente (unos 2 gramos), una pizca de sal y una cucharadita de azúcar (unos 5 gramos). Continuamos batiendo hasta obtener una mezcla más o menos homogénea (la mantequilla podría quedar sin mezclar bien).
  4. Una vez que está terminada la mezcla se calienta una sartén no muy grande (de 18 o 20 centímetros) con un poco de mantequilla.
  5. Se cuaja la tortilla en la sartén, un minuto y medio aproximadamente por cada lado (el tiempo depende de lo jugosa que la queramos, pero no debe quedar muy cuajada).
  6. Se retira del fuego y se sirve echando azúcar por encima al gusto
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Dulces, receta y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

27 respuestas a Introducción y tortilla de pan

  1. comoju - Cova dijo:

    Ahora me pondría a escibirte un montón de cosas y sensaciones que me has producido con este primera y magnifica entrada, en la que no es un sólo "hola Mundo"; sino que te has presentado al mundo de una manera que se ve que vas a enganchar con tus entradas, con tus explicaciones y con todas esas vivencias de tu infancia que tienes ahí guardadas y que poco a poco irás sacandoTodo blog tiene algo nuevo que contar y que aportar, de todo blog siempre se sacan muchos y buenos conocimientos y nada sobra, porque cada día aprendemos de lo que vemos por las redes y aquí se que habrá mucho interesante y esperemos que no aparezca ningún gruñón 😉 y nos cierre la puerta si cree que no somos buenos o v que nos enrollamos mucho :-(Que no me alargo, que es tu espacio, sólo dos últimas puntualizacionesMe has removido cosillas dentro, con esta receta.. Una receta que me recuerda a mi infancia y a mi abuela y a un hermano que si le dejabas la cenaba todos los díasY una segunda… cachis.. no me acuerdo jejejjeBueno, que gracias por la parte que me toca, pero no me arrepiento de haberte ayudado a dar este paso pues se que poco a poco veremos que ha merecido la pena y que vas a enseñarnos muchas cosasY mi mas sincera ENHORABUENA y FELICIDADES por este espacio, que espero que poco a poco vayas rellenado y nutriendoUn beso muy fuerte y espero por la próxima (prometo no alargarme tanto, es la emoción de este primer paso)

  2. rafa prades [leoman] dijo:

    Santiago, gracias, gracias, gracias y gracias.Gracias por no poner "Hola Mundo" aunque sabía que no lo harías 😉 y que como buen profesor harías bien los deberes jejejeGracias por hacernos caso 🙂 Sin ponernos de acuerdo Cova y yo, intuimos que había mucho potencial en ti y que tenías que expresar tus recuerdos y sentimientos sobre la gastronomía a través de un blog. Un blog que has bautizado muy bien, una cosa muy difícil -por cierto- Ahora también tienes una responsabilidad 🙂 es que tienes que rellenar entradas poco a poco, sin agobios 🙂 Sabemos que tienes obligaciones, sin embargo… ahora tienes un público jejeje que malo soy jejejeGracias por esa historia familiar. Me encantan, quizás por que mi historia es muy diferente y yo no pisé una cocina hasta que fui mayor, aunque de pequeño me encantaba en ayudar a lo poco que mi madre me dejaba hacer como moler café, sellar las empanadillas o poco más.Gracias por esta dedicación que me haces, me siento muy honrado por ella y me alegro que un día empezaras a seguir a un chiflado como yo que contaba lo que le sucedía entre fogones, en un restaurante o en un evento compartiendo amistad.Y por último te agradezco que compartas esa receta totalmente desconocida para mi. Me anclo a estas Gastro Conversaciones que prometen mucho y ya acabo que si no no os vais a la cama jejejeUn fuerte abrazo Santiago y bienvenido a este club de gente maravillosa 🙂

  3. Santiago dijo:

    Desde luego no podía haber tenido un bautizo con dos mejores padrinos. Muchas gracias a ambos por vuestras cariñosísimas palabras.

  4. MªJosé Gimeno dijo:

    Bienvenido a este gran mundo de los blogueros gastronómicos.Me quedo como seguidora de tu blog.Besicos

  5. Pardini dijo:

    Pues nada, bienvenido y es un placer poder leerte…me parece muy interesante y te seguire de cerca. Se que aprenderé muchísimo de tu experiencia vital y como no, en los fogones. Una pasión que nos une a muchos.Un saludo.

  6. GAIA dijo:

    Mi mas efusiva bienvenida, he llegado hasta aquí a través de Rafa Prades. Si es cierto que existen muchos blogs relacionados con la gastronomía, pero créeme, ninguno será como el tuyo por que realmente te planteas contar tus vivencias, tanto en la cocina como fuera de ella, creo que esa es la auténtica esencia de los blogs. No te lo tomes como una tarea, sino como un desahogo y cuéntanos muchas cosas… Me apunto como seguidora… Un besazo desde Vigo,

  7. Anniki dijo:

    Hoa Santiago!! Ahora no te puedo escribir porque estoy en prácticas jajajja No me riñas eh ;PEl caso es que me alegra verte por aquí, en el mundo blogueril! Te invitop tb a pasarte por mi blog! Un saludo 🙂

  8. Santiago dijo:

    – María José, muchas gracias por seguirme. Yo, ya, también lo hago ;-)- Pardini, espero que aprendas alguna cuestión (¡qué responsabilidad!), pero sobre todo que nos divertamos con esta afición común. Muchas gracias por tus palabras.- GAIA, muchas gracias también a ti. ¡No sabes lo que aprecio yo Galicia! Mi familia materna es de allí y, aunque la conozco poco, siempre me ha tirado mucho.- Anniki, así me gusta, que aproveches el tiempo 😉 Creo que ahora mismo debes estar en ellas. Yo hoy me las he saltado 😀 (los pobres, tenían examen y me han pedido las dos horas)Por supuesto, conozco tu blog y me gustan mucho tus recetas. BesosDe nuevo gracias a todos/as por vuestras palabras de ánimo.

  9. La cocina de mi abuelo dijo:

    Olaun placer leer tu blog con tus introduciones, recetas y esas maravillosass conversaciones y anécdotas que surgen alrededor de una buena mesa.Cada blog tiene su propia esencia pues incluso el plato más sencillo esconde un sin fín de de historias propias que lo hacen diferente a los demás.un saludo

  10. Cocinando entre Olivos dijo:

    Felicidades Santiago por animarte a escribir este blog. Seguro que vamos a disfrutar mucho en este espacio. Bienvenido a este mundo blogueril cocineril…Un abrazo, Ana María.

  11. Cocinando entre Olivos dijo:

    Ahhh que se me olvidaba! La tortilla se ve deliciosa, no me extraña que a tus hijos les guste, te la copio con tu permiso.

  12. Miguel Vila (Colineta) dijo:

    Bienvenido. Habrá que seguirte con atención.

  13. Santiago dijo:

    – La cocina de mi abuelo, estoy totalmente de acuerdo contigo. Cualquier receta por sencilla que sea puede esconder muchas historia. Espero, poco a poco, ir contando cosas :-)-Ana María, pues claro que puedes copiar la receta. Para eso la escribo 🙂 Es cierto que es una receta que no debe ser conocida por el sur. Mi abuela vivía en Cádiz pero era gallega. Cova, al leer la receta, me comentó que su abuela también se la hacía a ellos, y ella es Asturiana, por lo que supongo que debe ser una receta del norte.-Colineta, gracias. Soy un admirador de tu blog, así que no sabes lo que me alegra que me vayas a seguir.Abrazos a todos

  14. Apicius dijo:

    Buen principio el de su blog.Yo tengo como se oficiaban hace muchos años la tortilla de pan, no seria tan agradable como la suya, ya que de entrada no es dulce.La puede ver en este enlace.http://cofradiadelcocidovitoriano.blogspot.com/2010/02/tortilla-de-pan-o-revuelto-de-pan.htmlSaludos

  15. Santiago dijo:

    Apicius, muchas gracias por el enlace. Es muy interesante. Con respecto a las tortilla con pan rallado es parecida a los repápalos extremeños, aunque éstos son dulceshttp://www.cocina.es/blogs/conloscincosentidos/2008/04/27/huevecillos-repapalos-dulces/

  16. Lazy Blog dijo:

    Felicidades por este comienzo. Un abrazo y un nuevo seguidor y amigo.Menudos padrinos te acompañan, de entrada en los comentarios.Abrazo

  17. Santiago dijo:

    Futuro blogero soy un gran admirador de tu blog, así que no sabes la ilusión que me hace que vayas a leer el mío.Con respecto a los padrinos, jeje, efectivamente, es una auténtica suerte que Cova y Rafa lo sean. Ellos me convencieron a que empezase, así que ya puedes imaginarte lo que supone para mí…

  18. Begoña dijo:

    Yo le hago esa tortilla a mis hijas, también me trae muy buenos recuerdos, aunque yo no le echo mantequilla.Sin embargo, se me pega con facilidad (y hoy he estrenado sartenes) puede ser por no poner mantequilla o como me dijo 'una madre' por la leche.Gracias por la receta y los recuerdos, aunque podrías recordar las fiollas con bechamel que ponía la abuela de primero, creo que seria una gastroconversación muy interesante.

  19. Santiago dijo:

    Begoña la mantequilla seguro que la llevaba, de todos modos es muy poquita. Ayuda a que quede más jugosa. Puedes que se te peque porque le eches demasiada leche. No había que echar mucha. Prueba con las cantidades que doy. No se te debería pegar.Lo de las filloas lo pondré algún día. Era de las cosas a las que ayudaba a la abuela a hacer. El problema era que la masa siempre la hacía ella (a mí me ponía a darle las vueltas, con los dedos, jeje) y no tengo su receta. Yo las he hecho en casa con una receta que encontré en internet y a los niños les encantan, aunque yo se las hago con azúcar y canela.Besos

  20. Pingback: Receta: Pan con leche y canela | Blogcocina

  21. Pingback: Receta: Pan con leche y canela | Blogcocina

  22. LÍA ANA ALONSO. dijo:

    Ecxitoso blog y gracias por la receta. Me encantó, la haré y comentaré como quedó.

  23. maria ribeiro dijo:

    me encanto la receta de tortillade pan. em mi casa se hacia una tortilha de pan para el cocido estremeno. la conoces?
    besos

    • Santiago dijo:

      Hola María,
      Pues la verdad es que no. No conozco la tortilla que me dices, pero me encantaría que me dijeses cómo es.
      Muchas gracias por tus amables palabras.
      Un abrazo

  24. pepa mesa hoyos dijo:

    Quisiera saber una receta de salsa al curry. Vienen uno amigos a comer y quiero quedar bien. Me encanta tu blog. GRACIASSSS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s