Arroz caldoso con pescado, piñones y hierbabuena


Existen platos que podríamos llamar “reversibles”. Serían aquéllos que pueden ser uno u otro en base a algún pequeño cambio en alguno de sus ingredientes. Por ejemplo, este que os presento es una arroz caldoso con pescado, piñones y hierbabuena. Pero es un arroz caldoso por la cantidad de arroz que he empleado. Otras veces este plato lo he servido como una sopa de arroz, es decir, he disminuido la cantidad de arroz, dándole más prevalencia al caldo. Como veis, un “plato reversible” que me evita ir a la tienda (qué tiempo aquellos en los que tenías siempre un ultramarino al lado de casa) si me falta arroz. Obviamente estoy suponiendo que el arroz está presente, si no, podría ser un consomé o una sopa con fideos o…

Además de ser reversible esta receta tiene una segunda ventaja, y es que es un plato que podemos hacer para aprovechar las sobras de otros días. Por ejemplo, el caldo puede haber sido hecho ex profeso o, como fue en mi caso, haber sido elaborado previamente. Los trozos de pescado pueden ser también, sin ningún complejo, sobras, por ejemplo, de una merluza a la romana que tengamos congelada.

Espero que disfrutéis de esta receta, ahora que, por fin, parece que podremos disfrutar del frío.

Arroz caldoso con pescado piñones y hierbabuena

Ingredientes (para 5 personas):

  • 1,5 litros de caldo de pescado.
  • Sobras de pescado (si el caldo no tiene trozos de pescado).
  • 250 gramos de arroz (cualquiera que sea redondo, aunque si es arroz bomba quizás deberíamos echar algo menos).
  • 25 gramos de piñones.
  • Hierbabuena.
  • Sal.

Elaboración:

  1. Preparamos el caldo de pescado como tengamos costumbre de hacerlo. En caso de que lo hagamos con la cabeza y espinas de algún pescado, una vez preparado las sacamos del caldo y le quitamos toda la carne que podamos aprovechar. En el caso de que el caldo no tenga pescado podemos cocer en él alguno que tengamos, haciendo la misma operación que comentábamos anteriormente; o si no, desmigamos algún trozo que tengamos ya frito o a la plancha y que hayamos decidido conservar.
    Yo en mi caso aproveché un caldo en el que había hecho un cabracho (lo tenía congelado) y en él cocí una cabeza de merluza y unas espinas de salmonente de las que saqué la carne. Además desmenucé un par de rodajas de merluza a la romana que me habían sobrado y que había decidido guardar.
  2. Una vez que empiece a hervir el caldo echamos el arroz.
  3. Dejamos cocer, a fuego medio, y mientras tanto tostamos unos piñones en una sartén sin aceite o en el horno (yo lo hice en sartén). Cuando lleve unos 10 minutos cociendo el arroz los agregamos.
  4. Cortamos unas hojas frescas de hierbabuena (la cantidad al gusto). Cuando esté casi terminado el arroz, a los 15 o 20 minutos según el tipo, ponemos la hierbabuena y dejamos que termine de cocer. Rectificamos de sal si fuese necesario.
  5. Servimos y a disfrutarlo.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Plato principal, receta y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s