Cocinando con niños: Brownie con requesón #eldiadelbrownie


Hacía tiempo que quería escribir una entrada en la que mis hijos fueran los protagonistas. Cuando vi la propuesta de #eldiadelbrownie lanzada por PintxoDavid Monaguillo (que últimamente también es columnista de éxito y cocinero mediático), Anita Cocinitas y Sandeaa, supe que era el momento para hacerlo.

A mí me gusta que mis hijos entren en la cocina y me ayuden o cocinen sus propios platos. Los motivos son diversas: me lo paso bien cocinando con ellos, adquieren autonomía, ejercitan la psicomotricidad, aprenden a apreciar la cocina en lo que es y, por último,  creo que les sirve para que aprendan a comer mejor, más variado y más saludable. Un niño que dedique tiempo a cocinar será un adulto que dedicará tiempo a cocinar.

Que un niño entre en la cocina no quiere decir que se le tenga que tratar como a un incapaz que no puede ni debe tocar nada. No concibo esa forma de cocinar en la que a los niños se les piden que hagan recetas que consisten, por ejemplo, en mezclar simplemente cuatro o cinco ingredientes. Evidentemente, no se trata de que realicen cosas que sí pueden entrañar un auténtico riesgo. Yo, por ejemplo, no dejaría, según a qué edades, que friesen un huevo en abundante aceite caliente, pero sí les dejo que lo hagan a la plancha o le permito hacerse una tortilla. No les dejaría cortar patatas, o cualquier otro ingrediente, en el aire, pero sí le enseñaría cómo deben cortarlos para que no se rebanen las manos en el intento. Las técnicas básicas que aprendan de niños no las olvidarán.

Mi hija Marta, de 7 años, cortando patatas (foto hecha con instagram)

Por otro lado, he apreciado que si a los niños se les vas dejando libertad en la cocina, van poco a poco eligiendo su camino (al igual que en todos los ámbitos, como es lógico). Así le ha pasado a mi hija la mayor, Olga, que tiene 14 años. Empezó ayudándome (aún lo hace) pero poco a poco fue buscado su hueco. Ahora se dedica, fundamentalmente, a hacer (muy bien) dulces. Además tiene un exquisito gusto para la presentación de los platos. Fue en ella en la que pensé para el día del brownie y es ella quien ha preparado la receta, basada en la de Javi Recetas, pero totalmente adaptada, tanto en ingredientes como en técnica, a su estilo y gustos. Yo actué de simple pinche-fotógrafo. Estoy seguro que os gustará.

Brownie con requesón

Ingredientes:

  • 125 gramos de chocolate negro especial para postres.
  • 125 gramos de chocolate con leche especial para postres.
  • 100 gramos de mantequilla sin sal.
  • 150 gramos de azúcar.
  • 2 huevos grandes, 3 medianos o 4 pequeños.
  • 75 gramos de harina de trigo.
  • 60 gramos de nueces de macadamia.
  • Mantequilla.
  • Colacao.
  • Requesón.

Elaboración:

  1. Mezclamos en un cuenco el chocolate con leche, el chocolate negro y la mantequilla sin sal. Lo introducimos en el microondas. En nuestro caso lo pusimos unos 45 segundo a 850 W, lo sacamos para remover la mezcla un poco y luego volvimos a introducirlo otros 45 segundos hasta que se fundió del todo. Una vez fundido se mezclan bien todos los ingredientes.
  2. Separamos las yemas de las claras. Sobre las primeras echamos el azúcar y con unas varillas batimos fuertemente para blanquearlas.Las claras las batimos a punto de nieve. Podemos agregar unas gotitas de limón para que suban mejor.
  3. Parte del chocolate que hayamos derretido (si se hubiese solidificado algo se puede puedes volver a dejar unos segundos en el microondas) se agrega a la yema y se bate con la varillas. Esa mezcla se echa sobre el resto del chocolate y se vuelve a batir hasta que se homogeneicen. La razón por la que se hace este doble paso en la mezcla de chocolate y yema es para que ésta no se cuaje con un cambio brusco de la temperatura del chocolate. 
  4. Sobre la mezcla de yema y chocolate echamos la clara a punto de nieve, las unimos haciendo un movimiento envolvente con las varillas, para que no baje mucho la clara. Agregamos la harina usando un cernidor o un colador. Al igual que en el paso anterior, hacemos la mezcla realizando un movimiento envolvente. Por último añadimos las nueces de macadamia, que las habremos machacado ligéramente.
  5. Untamos con mantequilla un molde de unos 20×15 centímetros aproximadamente. Como sabréis para que no se peguen, además de la matequilla, se pone un poquitín de harina, pero Olga, en vez de echar harina, utiliza colacao. Funciona perfectamente y es más congruente con el dulce que estamos elaborando.
  6. Volcamos la mezcla de chocolate sobre el molde. Calentamos el horno a 160º, arriba y abajo. Cuando haya llegado a la temperatura, metemos el molde y los dejamos hornear unos 30 minutos aproximadamente.

Presentación:

  1. Cortamos una par de cuadritos de unos 6 o 7 centímetros de lado. Lo ponemos uno sobre otro ligeramente montados. Sobre uno de ellos ponemos una bola de requesón. Ponemos otra bola sobre el plato. Podemos adornarlo también usando algunas hojas de hierbabuenas y unos espaguetis de gelatina de lima o de naranja. 

Notas finales:

  1. Os recomiendo visitar el que es para mí uno de los mejores y más entrañables blog que conozco donde los niños son los protagonistas: La cocinita de papá.
  2. Otro post que me ha interesado mucho sobre niños, comida y cocina es este del fantástico blog La República Gastronómica de Gipsy Chef (no os perdáis sus vídeos).
  3. Por último, como sé que mi hijo Jorge, que tiene ahora 11 años de edad, me va a pedir cuentas si no aparece en la entrada, he de deciros que él, al igual que sus dos hermanas, también cocina, y muy bien. En la foto de abajo lo podéis ver haciendo unas cookies que le quedaron espectaculares. 
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Dulces, receta y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Cocinando con niños: Brownie con requesón #eldiadelbrownie

  1. NapRepet dijo:

    Bueno, bueno, bueno, es decir, tres veces bueno por esos tres pedazo de hijos que tienes y todos tan aplicaditos en la cocina. El browine, no me importaría que me mandaras una racioncita, tiene un aspecto estupendo. Y el detalle del botijo en la cocina es seña de identidad!!! Un abrazo

  2. ¡¡¡Genial, genial…… me encanta ver tanta actividad por tu cocina!!!
    Enhorabuena a la “cantera”.
    Besos a todos

  3. Santiago, me ha encantado el post, no solo porq el brownie tiene que estar delicioso, si no por ver como un padre se preocupa por darle la importancia que se merece a cosas cotidianas que hacen sus hijos, como la cocina.

    Yo llevo haciendo la comida en mi casa desde que tenía 11 años y sé qué es muy importante que se valore lo que un niño hace… Enhorabuena por esos hijos que tienes y por ser un padre que valora y se preocupa por lo que hacen (y lo digo por experiencia propia).

  4. Patricia dijo:

    Pues tu brownie seguro que está delicioso y tiene una pinta divina, pero la tarde que debisteis pasar haciendolo es para la historia. Seguro que los niños disfrutaron muchisimo y además aprendieron!
    Solo con verles ahí metidos en harina ya se disfruta.

    Enhorabuena!!

  5. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s