Timbal de foie, bizcocho y compota de membrillo y manzana


Despertarse a las seis y media o siete (e incluso más temprano) de la mañana para preparar desayunos para casi cien personas; seguir a las diez yendo a comprar listas imposibles de comida (120 filetes adobados, 10 kilos de fiambre, 50 barras de pan…); volver  de la compra y ponerse a terminar de hacer la comida y organizar las bandejas para servir; finalizar de comer y después de un breve (siempre era muy breve) descanso ponerse a preparar la lista de la compra del día siguiente mientras se pelaban patatas o se cortaban zanahorias; y ultimar el día haciendo la cena para los mismos cien del principio; es, sin lugar a dudas, una experiencia inolvidable. Si eso se repite durante siete días y hay momentos de auténtica emoción en cocina (la sopa de fideos chino que se convierte en engrudo que al final es reutilizada como tal, o las pesas de esas tan estupendas ollas a presión que deciden no aparecer hasta que ya están casi blandos los garbanzos, o ese magnífico caldo con el que se iba a hacer esa sopita, sopita para cien, que termina fermentándose), la experiencia no es sólo inolvidable: es setecientas veces inolvidable. Claro, para que sea así es necesario que el grupo con el que comparte esa experiencia sea magnífico. Y fue así, ese grupo de cien personas lo era.

Esa experiencia la viví el verano pasado con el grupo scout de mis hijos. Claro, diréis algunos, ¿qué relación tendrá un grupo scout y siete días que este chalado dice que fueron inolvidables, pero que para casi cualquiera deberían ser perfectamente olvidables, con una receta tan pijorra como timbal de foie con bizcocho y compota de membrillo y manzana? Pues la relación viene por Carmen. Con ella fue con una de las que compartí esa experiencia. Y allí, en aquella cocina de campaña, entre reboza este filete y bate esos huevos, le comenté que tenía un blog de cocina y ella se ha convertido en una de mis más fieles seguidoras. El otro día, al hilo de un comentario de mi anterior entrada, me dijo que ya tenía hecho el bizcocho genovés y que se le iba a estropear si no escribía el post. Espero no haber llegado tarde, y que ese magnífico bizcocho que habrá hecho, se pueda emplear en esta receta.  Así que esta entrada va dedicada especialmente a ella. A ella y a cada una de las cien personas que consiguieron que esos siete días fuesen realmente setecientes veces inolvidables.

Timbal de foie, bizcocho y compota de membrillo y manzana

Ingredientes:

  • Una plancha pequeña de bizcocho Genovés.
  • 150 gramos de foie fresco aproximadamente (la cantidad de foie es al gusto).
  • Compota de membrillo y manzana.

Elaboración:

  1. Cortamos el foie y lo pasamos por una plancha o en una sartén en la que no habremos añadido nada de aceite y que debe estar muy caliente.
  2. Cuando veamos que haya cogido un poco de color sacamos el foie del fuego, lo ponemos en un plato y lo desmenuzamos con un tenedor. Lo reservamos.
  3. Cogemos un molde metálico y lo frotamos con un poco de mantequilla por su interior. Usamos ese molde para hacer un corte a la placa de bizcocho Genovés. El molde junto con el bizcocho lo ponemos sobre una bandeja de horno sobra la que habremos puesto un hoja de papel de horno. El bizcocho forma la primera capa del timbal. La segunda está formada por el foie que se había preparado previamente, por lo que lo pondremos sobre el bizcocho. La última capa será la de la compota, que pondremos sobre la de foie.
  4. Precalentamos el horno a 200º (arriba y abajo) e introducimos el timbal. Lo dejamos unos 7 minutos. Lo sacamos y lo dejamos enfriar. Una vez desmoldado, y antes de servir, aplicamos calor con un soplete de cocina sobre la compota para caramelizarla ligeramente.

Notas finales:

  • El bizcocho genovés es el bizcocho que se emplea, debido a su flexibilidad, para hacer los brazos de gitano. Se puede encontrar en muchas pastelerías, que los venden en planchas. Podéis ver esta magnífica entrada del blog Gastronomía&Cia en la que, además de explicar algunas cuestiones, dan la receta.
  • Aunque ya os he puesto el enlace con la receta de la compota de membrillo y manzana, podéis, si lo preferís, emplear otra compota que os guste más. Lo que sí os recomiendo es que ésta no sea en exceso dulce.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Aperitivos-Tapas-Pintxos, receta y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Timbal de foie, bizcocho y compota de membrillo y manzana

  1. dolorss dijo:

    Me ha encantado esta receta, bueno de hecho la introducción de esos cien comensales me tenía muy despistada…
    A lo dicho, me gusta la presentación y la combinación de esos sabores.
    Tomo nota.

    Petons

    • Santiago dijo:

      Jejeje, soy consciente de que la introducción es un poco desconcertante inicialmente. Pero es que me gustan esos pequeños juegos en los que hablas de unas cosas y terminas con otras que no tienen mucho que ver 😉
      Muchas gracias por tu comentario y bienvenida a mi blog!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s