Gante, la ciudad de la mostaza de Tierenteyn y el pan de Himschoot


Castillo de Gante. Fuente: Wikipedia.

Gante es una preciosa ciudad Belga surcada por canales. Su castillo es robusto, de una belleza inesperada, en el sentido de que es una auténtica sorpresa encontrarse una fortificación como esa en el centro de la ciudad y no, como es habitual, en lo alto de un cerro. Por otro lado, sus casas gremiales, a los costados del río Leie, demuestran el poder y riqueza que estas asociaciones adquirieron (y generaron) en la alta Edad Media y Baja Edad Moderna. Gantes es, obviamente, una ciudad a visitar.

No es, sin embargo, mi intención hablar ni de la Gante histórica ni turística. Para conocerla tenéis infinidad de información en diversos blog y páginas web. Quiero dar a conocer un par de productos de primerísima calidad.

El primero es la mostaza de Tierenteyn-Verlent, que es el nombre de la casa que la fabrica desde principios del siglo XIX. Aunque existen distintos tipos de mostazas, la más famosa (y la que yo compré) es la extra. Su fabricación es artesanal y no contiene conservantes, por lo que es necesario guardar en nevera y consumir en menos de cuatro meses. A partir del cuarto mes, si no se ha terminado, aconsejan usarla para cocinar. Como veis en la foto de abajo, los manchones lo delata, creo que con la mía no tendré este problema.

Mostaza de Tierenteyn-Verlent

Su color es marrón oscuro y su consistencia algo más líquida que las mostazas habituales. Su sabor es picante y persistente. Es un fantástico acompañante para carnes. A mí me gusta especialmente con la ternera.

La mostaza la venden en infinidad de tamaños y con distintos tipos de botes: desde un simple bote de cristal con una etiqueta blanca (a muy buen precio), como el de la foto de arriba; hasta botes cerámicos de distintos colores. Todos los botes se encuentran en el mostrador, junto con el precio que tienen. Eliges y lo llenan.

Si queréis conocer algo más sobre le proceso de fabricación y algo más de la historia de esta mostaza, podéis leer, además la información que dan en la web de la fábrica, el interesante artículo del New York Time (del año 1986) que lleva el sugerente título “Desde Gante, una mostaza conocida en época de Napoleón“.

Aquellos de vosotros que seáis amantes de los sabores fuertes, si vais por Gante, os recomiendo que la compréis sin falta.

El segundo producto es el pan de Himschoot. Esta panadería tradicional, la más antigua de Gante, se encuentra justo dos puerta a la izquierda de Tierenteyn. Es un pequeño local con un escaparate en el que se muestran una gran variedad de panes. Entre todos yo me decidí por un fantástico pan de molde con semillas (disculpad la calidad de la foto, la hice con el móvil).

Pan de molde con semillas

También venden dulces y narices de Gante, una especie de gelatina sólida con forma de cono y rellena de una crema de frambuesa. Aunque me comí varias, ya que soy un fanático dulcero y el azúcar me entra directamente en vena, son excesivamente dulces.

Además de lo anterior, esta panadería es un bed and bread, una original adaptación de los famosos bed and breakfast. Dispone de solo tres habitaciones, cada una de ellas en una planta del edificio del siglo XVII en donde está ubicada la panadería. El precio de cada habitación, para dos personas, es de 100 € (a fecha de verano de 2013), y lleva incluido un desayuno con productos elaborados en la panadería. Sin duda debe ser una experiencia fantástica. Espero algún día alojarme allí.

En resumen. Si vais por Gante, además de disfrutar de la fantástica ciudad, no os perdáis estas dos pequeñas joyas gastronómicas. No os arrepentiréis.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Productos Gastronómicos, viajes y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Gante, la ciudad de la mostaza de Tierenteyn y el pan de Himschoot

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Fatima dijo:

    Hola Santiago
    Gante es mi favorita… aqui las adoran a las dos a Gante y a Brujas, pero Gante me gusta mas… aunque entre todas me quedo con Bruselas… no es la mejor pero tampoco la peor y a mi me gustan los barrios ocultos donde el art deco esta a flor de piel y los restaurantes tienen algo mas que mejillones y patatas fritas…
    No sabia que habias estado por aqui en verano, hubiese intentado verte…
    Mola Belgica !!!! Por cierto si la nariz dulce o Cuberdons te parecen dulces… no hablemos de los gofres o los speculos… los de Dandoy deberian estar como patrimonio mundial…
    Si, Belgica es algo mas que patatas fritas y chocolate 🙂

    • Santiago dijo:

      Hola Fátima!!
      Pues tampoco tenía yo ni idea de que estuvieses allí. Si no habría contactado contigo.
      Nosotros nos quedamos en Bruselas y fuimos a Brujas y Gante.
      La idea de esta entrada era precisamente esa: Bélgica es mucho más que patatas fritas, mejillones, chocolate… y cerveza (lo que más me gusta de todo, jejeje).
      Besos
      Santiago

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s